RSS

Funcionalismo

En la década de los años ochenta un jurista Alemán de nombre Claus Roxin realiza una nueva teoría (1984) mediante el uso de la llamada Política Criminal o Criminológica en donde se expone que la misión última del Derecho Penal es la protección de bienes jurídicos en todo ámbito dentro de la vida del hombre, dándole el nombre a ésta teoría de funcionalista en virtud de que ve a la pena o castigo en función de una prevención general del delito así como prevención especial que va dirigida al autor del delito para que no reincida; y a la sociedad en general para que sirva de ejemplo la imposición de un castigo. Para esta teoría, el momento de imponerse la pena constituye la parte más importante del proceso penal, ya que de ello depende el detener tanto al delito como al delincuente. Esta escuela descansa su ideología en los modernos principios de política criminal, y entre sus principales desarrolladores se encuentra Ghünter Jakobs quien ha dado impulso al llamado “Funcionalismo Radical” al partir su teoría de principios filosóficos. Así, los doctrinarios del Derecho Penal y de la Teoría del Delito han dividido a la escuela funcionalista en dos:

“El Funcionalismo Moderado” de Claus Roxin; y el

“Funcionalismo Radical” de Ghünter Jakobs.

Esta escuela ha tenido diversos seguidores en el mundo; en Alemania Bern Schunemann y Schmidhäuser; en España Santiago Mir Puig, Juan Bustos Ramírez, Manuel Cancio Meliá, Francisco Muñoz Conde y Miguel Polaina Navarrete; en Italia Alessandro Baratta; En México Enrique Díaz Aranda, Rafael Márquez Piñeiro y Carlos Daza Gómez. En México un jurista discípulo de Claus Roxin, Enrique Díaz Aranda en la década de los años noventa comenzó a desarrollar y dar auge a esta teoría funcionalista, naciendo el llamado “Funcionalismo Teleológico” toda vez que ésta corriente destaca y pone de relieve los fines de la sanción penal constituyendo un nuevo sistema racional penal que consiste en un dinámico sistema del derecho penal eficazmente estructurado con un nuevo proceso y procedimiento rápido y efectivo que descansa sobre bases político-criminales de la moderna teoría de los fines de la pena. No obstante todo lo anterior, es preciso señalar que México no tiene definida una ideología, escuela, corriente o criterio procesal, sino que su legislación intenta aglutinar varias tendencias, todas extranjeras y de difícil comprensión para el jurista mexicano no acostumbrado al estudio, que desembocan en la aplicación de criterios anárquicos producto de ideologías importadas que solo reflejan la ausencia de una dogmática jurídica mexicana auténtica y propia, lo que acarrea serios problemas en la interpretación de la ley y la consecuente aplicación del Derecho Penal, originando una confusión y un desconocimiento total por parte de la mayoría de los juristas mexicanos en Derecho Penal, los cuales erróneamente pretenden encuadrar nuestro sistema en un causalismo, finalismo o funcionalismo.


Claus Roxin

10 comentarios:

melissa meneses rodriguez dijo...

gracias,sirve mucho esa pequeña introduccion

Stephanny Ortiz Cruz dijo...

gracias, es corto pero entendible. Saludos

Jorge Cardenas dijo...

Como el dermatologo, al grano. Felicitaciones!

Gabo Bolivia dijo...

Breve pero conciso y significativo, gracias por el aporte.

Wilter Ronal dijo...

excelente el tema.aunque derecho penal a la hora de verdad de su aplicacion los jueces son ciegos, algunos....

Wilter Ronal dijo...

excelente el tema.aunque derecho penal a la hora de verdad de su aplicacion los jueces son ciegos, algunos....

JHON ARIEL MUÑOZ dijo...

Es muy romántico y salido del contexto constitucional en el territorio colombiano, pues si se implementara ésta escuela funcionalista habría que retroceder a un estado de derecho y ya no sería un estado social de derecho, que es solamente de figura, pues cada que se les antoja cambian la constitución por conveniencia.

Anónimo dijo...

deberían de quitar la barra de SEARCH DEL MEDIO DEL TEXTO
:)

LEANDRO DIAZ dijo...

nada mal, pero unas fuentes no estarian nada mal

Deyra C. dijo...

Gracias muy interezante

Publicar un comentario